True Blood

28 de Octubre de 2011

Desde hace unas semanas, Paco y yo estamos disfrutando, cada lunes en Canal +, de la cuarta temporada de True Blood.
Tengo que decir que esta vez se les ha ido la pinza por completo, pero qué más da. Por si no fuera suficiente con vampiros y licántropos, ahora tenemos mediums, hombres y mujeres pantera, cambiantes que se transforman en sus propios familiares, hadas, niños diabólicos, hechiceros mexicanos y brujas. Una de esas brujas presta su cuerpo al espíritu de otra bruja a la que la Inquisición española condenó a morir en la hoguera varios siglos antes. ¿Y de dónde era esa bruja? De Logroño. Antonia de Logroño. Cada vez que lo dice: ¡¡Soy Antonia de Logroño!!, Paco y yo nos echamos a reír. Tengo que aclarar que yo soy de La Rioja y Paco, que no lo es, dice que aquello es un matriarcado y que de dónde si no iba a ser la única bruja que ha conseguido que los vampiros deseen salir al sol y quemarse hasta morir.
El lunes próximo veremos si Bill, Eric, Jessica y los demás vampiros consiguen resistirse al poderoso hechizo de una bruja riojana.

 

posted by Ainhoa on 9:56 a. m. under

5 comentarios:

lolo dijo...

¡Hola guapa! Si no fuera por que sale la vampiro Jessica (¡ay omá, qué rica!), esta temporada sería para darse a la droga. Un batiburrillo de historias, ninguna bien desarrollada, personajes que cambian de carácter de golpe y porrazo... y Antonia de Logroño, que sabes que es ella y no la medium porque se le pone una sonrisilla de medio lao, así como Bruce Willis en mujé. De cachondeo.
Un zurullo vamos...
Besotes.

Zamarat dijo...

No la he visto nunca, y eso que hay muchos que me la han recomendado y están enganchadísimos...
Abrazo!

Ainhoa dijo...

Ya, pero no dejamos de verla, ¿no? Tienes razón; el primer capítulo de esta temporada me asustó un poco, con tanta historia revuelta. Ahora parece que se han calmado un poco, pero aun así hay historias que sobran y algunos personajes que no aportan nada.
Besos.
PD: A Paco también le gusta la Jessi.

Ainhoa dijo...

Es que la serie engancha, Zamarat, aunque en esta cuarta temporada se les ha ido un poco la mano. No sé cómo acabará y qué se inventarán para la temporada siguiente, porque seguro que la habrá.
Ya sabes, si algún día no tienes nada mejor que hacer, puedes probar a ver el primer episodio y me cuentas.
Besos.

Perkins dijo...

Ví la primera tempotada y me gustó pero no seguí. Veo que hasta la tercera está bien, no? Un abrazo!

Search