Garbage. I'm only happy when it rains.

31 de Agosto de 2009
Vale, yo no soy tan drástica como la amiga Shirley Manson, que el sol de vez en cuando también me hace feliz, pero es que estoy harta del calor.
Y a mí que me pareció ver en la previsión del tiempo para hoy una nube monísima cubriendo Madrid… Debe de ser el calor, que provoca alucinaciones.
¿Hace cuánto que no llueve en esta ciudad?

 

posted by Ainhoa on 3:01 p. m.

4 comments

Castle

25 de Agosto de 2009
Cuando llevas unos cuantos días tumbada en un sofá, con el pie dolorido y tan moradito como una berenjena, llega un momento en el que nada te entretiene. Leo un poco, veo la televisión otro poco y navego por internet, pero me duele el pie y tengo que pasarme la mayor parte del tiempo en la misma postura, lo que es bastante frustrante. Entonces miro al techo y me imagino corriendo por las calles a lo Usain Bolt, que no es que yo sea una persona deportista, pero ahora que no puedo ni bajar a comprar el pan, me han entrado ganas de consagrar mi vida al deporte (ganas que se me pasarán en cuanto me cure, por supuesto).
En fin, a lo que iba, que hay pocas cosas que, después de muchas horas en el sofá, me entretengan. Una de esas pocas cosas es una serie del canal AXN, "Castle". El protagonista es un exitoso escritor de novelas de misterio que tiene que colaborar con la policía cuando un asesino comienza a copiar los asesinatos de sus libros. Una vez solucionado ese caso y echando mano de sus contactos con los más altos cargos políticos de NY, consigue el permiso para observar el trabajo de la detective Kate Bekett, en quien quiere basarse para crear a la protagonista de su próxima novela. La serie no sería nada especial si no fuera porque Castle es un personaje encantador. Es un poco patoso, pero perspicaz y divertido, además de sibarita (memorable el capítulo en el que instala en la comisaría una máquina de café de lo más sofisticada después de probar el café que le ofrecen). Se enfrenta a los casos como si estuviera jugando a policías y ladrones. Tiene una familia de lo más excéntrica: una madre actriz que vive con él porque su último marido le robó todo su dinero y que está todo el día con un copazo en la mano, y una hija adolescente que es la madurez hecha persona. Y luego está la tensión entre él y la detective Bekett, por supuesto. Y la forma en la que se sirve de su fama para acceder a jueces, fiscales, senadores e incluso al alcalde de NY, con el que juega al póker a menudo. Una pena que la primera temporada termine la semana que viene. Espero que para entonces tenga mejor el pie.

 

posted by Ainhoa on 11:16 a. m. under ,

9 comments

Daniela

19 de Agosto de 2009

Se llama Daniela y es la niña más bonita del mundo.
Fotografía: Ainhoa

 

posted by Ainhoa on 10:32 a. m. under

4 comments

Codornices al tomillo

09 de Agosto de 2009


Ayer fue el primer día que Paco y yo cocinamos juntos. Antes él era cocinero, ahora es funcionario y pintor y estudia Filosofía en la UNED, así que ya no le queda tiempo para meterse en la cocina. Pero ayer, después de que me diera un ataque de aburrimiento de esos que me dejan hecha polvo, nos pusimos a hacer unas preciosas codornices al tomillo con cebollas rojas para comer. No hay nada como abrir en canal cuatro pajaritos y quitarles las vísceras para decirle adiós al tedio.
Obviando el pequeño detalle de que nos faltó haberlas corregido de sal antes de meterlas al horno, resultó un plato delicioso.
Aquí tenéis la receta para dos personas:
Ingredientes
4 codornices
Mantequilla
Tomillo
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Dos cebollas rojas medianas
Elaboración
Precalentar el horno a 200ºC.
Pelar y cortar las cebollas en cuartos. Embadurnarlas con mantequilla y sazonar. Después, se meten al horno durante unos veinte minutos.
Partir las codornices por la mitad y limpiar las vísceras. Eliminar los restos lavándolas.
Salpimentarlas.
Pasarlas por la sartén con aceite de oliva unos tres minutos.
Sacar las cebollas del horno, retirarlas de la bandeja y reservar.
Después, se colocan las codornices en la misma bandeja, se corrigen de sal (esto es lo que nos faltó hacer) y las espolvoreáis con tomillo en abundancia antes de regarlas con aceite de oliva.
Se introducen en el horno y se dejan hasta que estén doradas. Unos cinco minutos antes de que estén hechas se vuelve a añadir la cebolla por encima de las codornices.
El resultado lo podéis ver en la fotografía.

 

posted by Ainhoa on 1:08 p. m. under ,

4 comments

Bono

Últimamente ando liada con otras cosas y no he podido escribir nada para el blog. Así que esto, que no requiere demasiado esfuerzo por mi parte, va dedicado a Fenosa, que luego me echa la bronca porque no actualizo. Prometo subir alguna entrada más currada antes de que nos veamos.

 

posted by Ainhoa on 6:02 p. m.

2 comments

Search