El jugador

Sergio Hernández-Ranera dice que, de vivir hoy, Dostoievski sería el más heavy. Y no le falta razón. En su obra "El jugador" , escrita en muy pocas semanas bajo la presión de un agente bastante rastrero al parecer, deja en evidencia al sempiterno colectivo social compuesto por personas que solo tienen imagen y muy poco contenido. Personas que se llenan la boca de fórmulas decorosas mientras sus manos emponzoñadas se afanan en amontonar dinero fácil sin importar los métodos utilizados para conseguirlo. Y entre ellos se cuela Alexei Ivanovich, tutor de los hijos de un general al que solo le quedan las medallas. Ivanovich es insolente, cotilla, descarado, pobre y sin reparos a la hora de reconocerlo, lo que hará más evidente la hipocresía del resto.
La novela tiene un ritmo atolondrado, un lenguaje directo y como siempre en Dostoievski, los personajes se debaten entre la salvación y la miseria más miserable. Y todo es cuestión de un segundo, un milímetro o un leve parpadeo.
"El jugador" no es "Crimen y castigo", su lectura no te lleva a la extenuación, pero tiene momentos memorables y la presencia de Antonida Vasilievna Tarasevicheva no tiene precio.
De propina, un vídeo dedicado al más heavy.

 

posted by Ainhoa on 6:54 p. m. under ,

4 comentarios:

N. dijo...

Otra buena de Dostoievsky: "El Doble".

Tienes que entrar en el blog de las flores. Antes eran carnívoras, pero ahora... ¡ahora parece un anuncio de compresas!

Me encanta

Ainhoa dijo...

Ya lo sé. Las vi ayer y me desconcertaron bastante. Y aunque no te lo creas, parece que ha sido obra de Jesús.
Me apunto "El doble".

Maite dijo...

El más heavy? pues no sé si me podría atrever a imaginar a Dostoievsky con melenas y vomitando palabras...
De todas maneras, era un genio.
Saludos

Ainhoa dijo...

A mí tampoco se me había ocurrido pensar en Dostoievski como en "el más heavy". Eso es cosa del traductor de la edición que yo tengo de "El jugador", pero si lo piensas bien, no es tan descabellado.
Saludos.

Search