Alice Munro


Alice Munro es mi primer descubrimiento literario del año y se lo debo a Elena, que me habló de esta escritora canadiense durante una reunión de la facción rosa de El Espejo (la azul ese día nos había abandonado).
Apenas he leído dos relatos de los incluídos en su libro Escapada, pero no necesito más para saber que, dada mi naturaleza obsesiva, en cuanto termine con esta obra me lanzaré a leer todo lo que pueda encontrar de ella.
La acción de las dos historias transcurre en pequeños pueblos canadienses cuya atmósfera se describe de una forma tan precisa que uno llega a sentir frío y abandono, y el deseo de huir. Porque en ese paisaje tan duro habitan mujeres que tratan de capear la aspereza de la vida como pueden, huyendo por ejemplo. Y es que estos dos relatos tienen muchas cosas en común, como pueden tenerlas dos hermanos, pero cuando terminas de leerlos te das cuenta de que en el fondo son muy distintos.


 

posted by Ainhoa on 10:18 a. m. under ,

6 comentarios:

rubén dijo...

Huir. Siempre.

Gabriela Monzón dijo...

¡¡Hola Ainhoa!!
Pásate por mi blog ¡Piezas de a ocho! que hay una sorpresa para ti
Besos
Gaby

Ainhoa dijo...

No creo que haya que huir siempre, Rubén, aunque supongo que resulta difícil saber cuándo es mejor hacerlo que permanecer.
Saludos.

Ainhoa dijo...

Muchas gracias, Gaby. Pues sí que ha sido toda una sorpresa, y muy agradable.
Me alegro mucho de que te guste lo que encuentras por aquí.
Un beso.

N. dijo...

Pero cómo, ahora resulta que esto está dividido en facciones?

Me parece cuando menos peculiar que esa recomendación haya salido durante una reunión de la facción rosa.

Abrazos

PS: ¿¿¿facciones??? ¡Jesús!

Ainhoa dijo...

No te ofendas, que nosotras no habíamos dicho nada de azules ni rosas ni facciones ni nada de nada, que fue cosa vuestra. Pregúntale a Jesús.
Besos

Search