After Dark


After Dark me ha parecido un libro vacío. Qué decepción. Partiendo de una premisa prometedora, una noche en la que se cruzarán los caminos de varios seres solitarios, lo que recibo en realidad es un montón de nada (si es que la nada se puede amontonar).
La mayoría de los personajes sobran, eso para empezar. Eri y su sueño comatoso, metáfora de sabe Dios qué. La prostituta china y su agresor, ¿a qué viene tanta importancia si luego se acaban perdiendo entre las páginas sin llegar a ningún sitio? Puede que Murakami tan solo nos quisiera mostrar ciertos momentos de la noche, sin importar sus consecuencias, pero si fuera así no era necesario que nos obligara a acompañar al agresor hasta su casa para ser testigos de sus confusas tribulaciones antes de irse a dormir. O no, que el ajetreo de la noche parece que no le va a dejar.
¿Por qué no se centró en Mari y Takahashi? Esos dos personajes, que hacen que la novela brille cada vez que aparecen, se merecían mucho más. Ahí había una historia que se nos ha negado.
A pesar de todo, el buen hacer de Murakami a la hora de crear atmósferas, como la del primer restaurante en el que se encuentran Mari y Takahashi, es evidente. También a la hora de crear personajes, especialmente femeninos. Cuando se es un maestro haciendo algo, se es incluso desganado. Porque sí, eso es lo que me pareció, que Murakami había escrito este libro sin ganas, sin creer demasiado en él.
El narrador adopta el tono de un cronista lejano y pedante que a veces comete el error de introducirse en la cabeza de los personajes. Y es que Murakami no es un escritor muy técnico, pero se le perdona si lo que te cuenta te atrapa y te conmueve. Lamentablemente, este no es el caso.

 

posted by Ainhoa on 12:41 p. m. under ,

2 comentarios:

desconvencida dijo...

Lástima lo que cuentas de Murakami... fui entusiasta de sus primeros libros, pero no le sigo desde antes de "Kafka en la orilla", no sé porqué, quizás (aunque suene pretencioso) me dió pereza que se pusiera repentinamente tan de moda... en cualquier caso me fio de tu criterio y no leeré esta, hay tanto bueno por leer...

Ainhoa dijo...

Entiendo lo que dices sobre el hecho de que se haya puesto de moda, aunque hay buenos autores cuyo talento sobrevive intacto a esa sobredosis de fama. Espero que solo haya sido un tropiezo y que el próximo libro vuelva a tener la misma magia que los anteriores.
Por cierto, también he leído el nuevo de Auster y ese sí que me ha gustado.
Saludos.

Search