rocknrolla, de Guy Ritchie



25 de Febrero de 2011

A estas alturas, ni sé cuántas veces he visto RocknRolla de principio a fin, pero es que cada vez que la pillo, aunque sea a la mitad, en algún canal de Digital +, no puedo evitar quedarme embobada delante del televisor. Supongo que es porque tiene unas actuaciones soberbias y un guión redondo, macarra y con toques shakespearianos. La historia se desarrolla en Londres, ciudad en la que la corrupción urbanística tiene ocupados a delincuentes de todos los niveles. Uno de los personajes principales es Lenny, un mafioso de la vieja escuela que ve cómo un multimillonario ruso le va comiendo el terreno sin saber hacerle frente. Por otro lado está “The wild bunch” (algo así como “El grupo salvaje”), una panda de delincuentes de poca monta que acaba interfiriendo en los negocios de Lenny con el ruso y el concejal de urbanismo sin saberlo, a través de la contable del ruso. Y por último, el hijo de Lenny, una estrella del rock yonqui, que cada cierto tiempo “muere” para aumentar las ventas de sus discos, en cuyas manos caerá el verdadero premio de toda la trama. Y para cerrar el círculo, la sospecha de que dentro del grupo de delincuentes de poca monta hay un topo. ¿Quién será?
¡Ah! Y no puedo olvidarme de la banda sonora; Guy Ritchie demuestra tener tan buen oído como Quentin Tarantino a la hora de elegir canciones para potenciar ciertas escenas: Black strobe, The Clash, Scientists...

 

posted by Ainhoa on 10:55 a. m. under

2 comentarios:

Fenosa dijo...

A mí también me gustó.
Pero encuentro que Guy Ritchie va bajando en la calidad de sus pelis, ¿no?, porque Lock & Stock era buenísima (Sting, aluncinante!), Snatch, ni te cuento, ésta no está mal, pero Sherlock Holmes ya no me moló tanto, y encima creo que está preparando una secuela...
¿Qué tal estás?
¡MUA!

Ainhoa dijo...

Sherlock Holmes es más comercial; no está mal, pero le falta "algo". A mí tampoco me entusiasmó.
Y, bueno, estoy, que ya es bastante. Hablamos.
Un beso.

Search