The pillow book y la intensidad


Estoy aprendiendo a no hacer varias cosas al mismo tiempo. Al fin y al cabo, ahora ya no tengo prisa. Pero el caso es que hasta hace unos meses sí la tenía: prisa por conseguir algo de tiempo libre con la esperanza de poder emplearlo en la difícil tarea de recordarme a mí misma que todavía seguía siendo un ser humano.
Pero, como he dicho, todo eso forma parte del pasado. Aún así no me está resultando nada fácil deshacerme de ciertas rutinas incómodas adquiridas durante años de dedicación a la causa material de otros, en lugar de a mi propia persona.
Por eso todavía leo y veo una película a la vez. O escribo emails mientras como y escucho música. O soy capaz de mantener una conversación mientras sigo el hilo de alguna de mis series favoritas. O ...
Pero el otro día comencé a ver The pillow book, la película de Peter Greenaway, y aunque tuve el impulso de levantarme del sofá para coger la novela que estaba leyendo, pude resistirlo, como un alcohólico decidido por fin a comenzar una nueva vida. Tal vez fueron las imágenes, oscuras, sugerentes, superpuestas (algo que en otros casos me irrita bastante), o la música, tan inquietante; o el cuerpo desnudo de Ewan McGregor cubierto de caracteres japoneses. El caso es que algo me obligó en un principio a permanecer sentada, paralizada casi. Luego la propia historia hizo el resto. Cuando terminó me sentía exhausta, como si hubiera realizado un gran esfuerzo (que probablemente lo hice, dada mi estúpida inquietud natural).
Más tarde probé a leer sin más sonido que el de la palabra escrita retumbando en mi cerebro. Nada de música, ni de televisión.
Después comí, en silencio también, saboreando cada bocado.
Luego escuché música con los ojos cerrados, tumbada en el suelo.
Aunque parezca una tontería, aquel día la vida me pareció mucho más intensa.

 

posted by Ainhoa on 6:10 p. m. under , ,

6 comentarios:

Home Theater dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Home Theater, I hope you enjoy. The address is http://home-theater-brasil.blogspot.com. A hug.

Capri c'est fini dijo...

A mí Greenaway me parece un genio incomprendido, me parece alucinante y The Pillow Book me gustó muchísimo. Preciosa reseña. Un saludo.

Ainhoa dijo...

Muchas gracias. A mí me gustó tanto que ya la he añadido a mi lista de películas favoritas.
Me he pasado por tu blog y me ha gustado mucho. Seguiré leyendo con más tranquilidad.
Gracias por la visita y vuelve cuando quieras.
Un saludo.

Sinrof dijo...

Jooooooooodeeeeeeeeerrrrr...
Tumbada en el suelo escuchado música con los ojos cerrados... ay Ainhoa que te nos vas ay que se te está yendo...
Jeje es broma no te enfades :P
Me gusta mucho leerte y que disfrutes así de la vida. Te envidio. Cuídate y mándame algún texto tuyo.

Un beso

Ainhoa dijo...

¿Por qué me voy a enfadar, porque me llames loca? ;-)
Nada, no te preocupes, que no me enfado, que yo soy consciente de que muy bien de la cabeza nunca he estado.
Últimamente no escribo nada que no sea la novela. Pero tendría que ponerme, por lo menos para "oxigenarme" un poco. En cuanto tenga algo, serás de los primeros en leerlo, ya lo sabes.
Un beso.

Anónimo dijo...

Chica, salvo por lo del cuerpo desnudo de Evan McGregor, simpatizo mucho contigo.
Besotes

Search