El retorno de la peregrina

20 de Agosto de 2011


Me fui a Irlanda durante casi dos semanas. Buena compañía, frío, lluvia, paisajes inmensos, lugareños tan amables que quería darles un abrazo, casitas de colores, vacas, acantilados. ¿He mencionado la buena compañía? Prometo fotos.
Volví, y día y medio después estaba en mi pueblo. Un año más, las fiestas. Y un calor que ni en el infierno. Creo que me he hecho un esguince en la mano de tanto abanicarme. Una jarra de cerveza, para mí otra, la mía con limón, que las conversaciones interminables necesitan un riego constante. Makoki y su megáfono, cenas a horas intempestivas a base de bocatas y hamburguesas, una boda que provoca altercados. Otra, gitana. Un torero, y un toro indultado. ¿Ésta la canta Pitbull? Sí, porque Pitbull las canta todas.
Con los pies doloridos, la voz extraviada y el ánimo contento, he vuelto a Madrid, donde he compartido pasillos y vagones de metro con peregrinos meapilas que se creen con derecho a robarme la felicidad a base de cánticos. Enfundados en sus camisetas con publicidad de El Corte Inglés y tocados con unos gorros lamentables patrocinados por Endesa, esos jóvenes-anuncio, la juventud del Papa, se han encargado de devolverme a la triste realidad de la manera más cruel posible. ¡Qué ascazo!

 

posted by Ainhoa on 9:28 p. m. under

4 comentarios:

Zamarat dijo...

Jajaja!! Yo no he pisado el centro de Madrid en todos estos días, aunque donde vivo, a las afueras, también he oído cánticos y, por cierto, a horas intempestivas....
Me alegro de que lo hayas pasado bien en Irlanda. Yo sólo conozco Dublin y, al igual que a ti, la gente me pareció amabilísima.
Abrazo!

Ainhoa dijo...

Si la gente de Dublín ya es amable, en los pueblos no te puedes hacer una idea. Con decirte que estaba yo haciendo un foto a la fachada de un restaurante desde la acera de enfrente y un lugareño paró su coche, esperó a que hiciera la foto, me saludó con una sonrisa y luego siguió su camino. No dábamos crédito.
Besos!

Perkins dijo...

Genial esta entrada Ainhoa, "peregrinos meapilas" , buenísimo. En Barcelona ya tuvimos nuestra dosis de fans incondicionales el pasado noviembre, así que sé por lo que estás pasando. No te preocupes, luego muchos se van y los que quedan se diluyen entre el resto de mortales.
Irlanda, que recuerdos, estuve cuando era joven, muy joven, .... Me gustó mucho y me lo pasé genial.
Un abrazo!!!

Ainhoa dijo...

Parece que ya se han marchado todos o al menos se han quitado el "uniforme". ¡Menos mal!
Saludos.

Search