"Alta Fidelidad", de Nick Hornby


"Me he pasado casi treinta años oyendo a éste, al otro y al de más allá, cantar sobre sus corazones rotos, ¿y me ha servido de algo? Una mierda.
Por eso, puede que lo que dije antes sobre eso de que escuchar demasiados discos termina por arruinarte la vida... puede que, al fin y al cabo, tenga algo de verdad. (...) Me da la impresión de que si pones la música (y los libros posiblemente, y el cine y el teatro, y las cosas que tienen sentimiento y que te hacen sentir) en el centro de tu ser, no podrás aclarar ni en broma tu vida amorosa; no podrás pensar en esa vida amorosa como quien piensa en un producto acabado.
Tendrás que pasarte la vida dándole caña, tendrás que mantenerla viva y revuelta; tendrás que darle caña sin parar, desenmarañarla a cada paso, hasta que se te deshaga entre las manos y te veas obligado otra vez a empezar de cero. A lo mejor es que todos vivimos la vida a una intensidad excesivamente alta, al menos los que pasamos el día entero absorbiendo cosas de alta carga emocional, y es consecuencia lógica que no podamos sentirnos meramente contentos: tenemos que ser infelices, o si no vivir en éxtasis, en un estado de completa felicidad, y esos estados son difíciles de alcanzar dentro de una relación de pareja sólida y estable.
Puede que Al Green sea directamente responsable de más cosas de las que había supuesto."

 

posted by Ainhoa on 10:50 a. m. under

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo. El mensaje es lo importante, no el soporte. Qué es un vinilo?Detrás de las canciones, muchas veces sólo jay un vil comercio.
Amo la poesía dicha con los labios, con el corazón...o con el silencio.
Amalia
Me enorgullece tu Amistad.

Amalia dijo...

Me alegra que me comentes mis cosillas...Como soy medi nabo, el anterior es también mío.
Un beso
Amalia

Capri c'est fini dijo...

Cuanto me gustó Alta fidelidad cuando lo leí, me sentí tan identificado que a ratos me asustaba. Supongo que es la crisis de los treinta y los problemas amorosos que se repiten hasta la saciedad. Por cierto, la película (sin que sirva de precedente) es una muy buena adaptación. Un beso.

Ainhoa dijo...

A mí también me gustó mucho. La película no la he visto, pero a ver si la pillo, que además John Cusack me encanta.
Besos.

Search